sábado, 6 de julio de 2013

Nueva carta Encíclica LUMEN FIDEI del Papa FRANCISCO





 Escrita a cuatro manos Papa Francisco y Benedicto XVI. 

La primera encíclica del Papa Francisco Lumen Fidei ve la luz.
Según el Santo Padre "Benedicto XVI ya había completado prácticamente una primera edición de esta Carta encíclica sobre la fe. Se lo agradezco de corazón y, en la fraternidad de Cristo, asumo su precioso trabajo, añadiendo al texto algunas aportaciones".

"La luz de la fe" es definido por el Papa Francisco como "un documento fuerte" que 113 días después de la elección del Papa Francisco ha sido publicada. Cómo indicó el pasado 13 de junio, él ha querido continuar con el texto que había comenzado su predecesor Benedicto XVI.

La encíclica está dividida por una introducción y cuatro capítulos: : "Hemos creído en el amor"; "Si no creéis, no comprenderéis"; "Transmito lo que he recibido"; y "Dios prepara una ciudad para ellos". Francisco concluye la encíclica con el texto "Bienaventurada la que ha creído", en referencia a "la fe de la Virgen María".

En la introducción, Francisco comienza diciendo: "La luz de la fe: la tradición de la Iglesia ha indicado con esta expresión el gran don traído por Jesucristo, que en el Evangelio se san Juan se presenta con estas palabras: «Yo he venido al mundo como luz, y así, el que cree en mí no quedará en tinieblas»".

En el primer capítulo la encíclica "a cuatro manos" habla de "Abrahán, nuestro padre en la fe; la fe de Israel; la plenitud de la fe cristiana; la salvación mediante la fe; y la forma eclesial de la fe".

El segundo se centra en "Fe y verdad; amor y conocimiento de la verdad; la fe como escucha y visión; diálogo entre fe y razón; fe y búsqueda de Dios; y fe y teología"

El tercer capítulo trata de "La Iglesia, madre de nuestra fe; los sacramentos y la transmisión de la fe; fe, oración y decálogo; y unidad e integridad de la fe"

Por último, en "Dios prepara una ciudad para ellos" Francisco pone el acento en "Fe y bien común; fe y familia; luz para la vida en sociedad; y fuerza que conforta en el sufrimiento".

Este último capítulo concluye subrayando que "no nos dejemos robar la esperanza, no permitamos que la banalicen con soluciones y propuestas inmediatas que obstruyen el camino, que «fragmentan» el tiempo, transformándolo en espacio. El tiempo es siempre superior al espacio. El espacio cristaliza los procesos; el tiempo, en cambio, proyecta hacia el futuro e impulsa a caminar con esperanza".

Para descargar la encíclica completa en formato PDF, ingrese a:
http://www.aciprensa.com/pdf/lumenfidei.pdf


Para leer la encíclica completa ingrese a:
 http://www.aciprensa.com/Docum/documento.php?id=520

Ciao.