domingo, 19 de abril de 2015

Simbología de los cuatro Evangelistas



Desde hace mucho tiempo los evangelistas han sido representados por los cuatro seres vivientes del Apocalipsis -Un león, un toro, un hombre y un águila-, que aparecen al empezar la sección sobre la interpretación profética de la historia (Ap 4, 6-8)

Estos símbolos provienen de las imágenes usadas por Ezequiel en su visión de la Gloria de Dios (Ez 1,5-10) y fueron relacionados con los evangelistas, por la manera como cada uno inicia su Evangelio.

MATEO: Se representa con el hombre porque empieza con la genealogía de Jesús a partir de Abraham (Mt 1,1-16)

MARCOS: Se representa con el León porque empieza diciendo que Juan grita en el desierto, de manera similar que los leones (Mc 1,3)

LUCAS: Se representa con el toro porque empieza con el anuncio del nacimiento de Juan en el Templo y el toro se sacrifica en el Templo (Lc 1,5)

JUAN: Se representa con el águila porque empieza hablando de la Palabra junto a Dios, en las alturas (Jn 1, 1-2)

Héctor Manuel Figueroa

Ciao.

sábado, 18 de abril de 2015

Así tienes que actuar si tu hijo te dice que deja los estudios


Una psicóloga explica cinco claves básica para que un adolescente razone esta decisión.
Junto al consumo de drogas y alcohol, el abandono de los estudios es una de las mayores preocupaciones de los padres cuando sus hijos llegan a las edades de la adolescencia. Y más en un país como España que lidera la tasa de abandono escolar temprano en Europa, duplicando la media del resto de los países de la UE.
Hay muchas formas de afrontar esta preocupación en la familia.
Lo que nunca hay que olvidar son tres cuestiones básicas:
- No tener miedo al día que su hijo le plantee que quiere dejar los estudios (si es que ocurre).
- Escucharle con atención y mantener siempre una buena relación de colaboración con el colegio.

Así lo explica Ana Herrero, psicóloga del Colegio Brains:

«La adolescencia es una etapa que no debe dar miedo a los padres. Los niños dejan de ser niños y comienzan a definir sus ideas y su carácter. Para favorecer una buena relación entre hijos adolescentes y padres es importante saber escucharles con interés y atención, que vean que son comprendidos. La comunicación es la gran clave en esta etapa».

La relación colegio-alumno-familia debe ser más estrecha que nunca para evitar un abandono de las aulas. «Pero hay que tener cuidado, ya que el adolescente se puede sentir atacado —advierte la psicóloga—, puede ver las reuniones entre padres y profesores como un signo de desconfianza. Se tienen que plantear como algo bueno, como un signo de preocupación positivo por su futuro. El apoyo, la motivación y dejar que vean por sí mismos las consecuencias de renunciar a los estudios son claves para manejar la situación».

Si llega el momento en que un hijo le plantea a los padres que quiere dejar de estudiar, esto es lo que se debe hacer a juicio de la piscóloga:

1. Ser comunicativo: La comunicación es más fácil con preguntas abiertas, que permitan al adolescente explicar de manera extensa las razones por las que quiere abandonar los estudios. El simple hecho de escuchar con interés y atención y, sobre todo, con comprensión permite al chico razonar y ver que el camino que está eligiendo no es el correcto.

2. Ponerse en su lugar: La empatía ayudará también a comprender cómo se siente y porqué actúa de esa manera. Es fundamental ser consciente del origen de estas emociones y entenderlas; con las propias experiencias se podrá ayudar en esta situación.

3. Al menor síntoma pedir ayuda: Todos pasamos por una etapa en la que tenemos más o menos ganas de hacer nuestras tareas. A los mayores les ocurre en el trabajo y a los pequeños con sus estudios. Hay que observar si ese comportamiento se alarga en el tiempo y, en el caso de que así sea, acudir a sus profesores. El orientador del centro también es clave para atajar el problema, ya que es el más indicado para detectar los posibles problemas de aprendizaje que pudiera haber por parte del adolescente.

4. Mostrar la realidad: En muchos casos los adolescentes abandonan los estudios porque consideran que es la mejor opción. La solución es mostrarles la realidad, hablar con familiares o amigos que se hayan arrepentido de haber abandonado demasiado pronto los estudios y que les hagan ver, desde su propia experiencia, que su opción no es la más adecuada.

5. Buscar alternativas: Si el adolescente decide no continuar con su educación, lo mejor será, con ayuda de un orientador, buscar la alternativa de realizar un ciclo formativo de grado medio, ya que deja la puerta abierta a retomar sus estudios con un ciclo formativo de grado superior con el que poder acceder a la Universidad.

http://www.abc.es/familia-educacion

Ciao.

viernes, 17 de abril de 2015

"Un credo para vivir"



No te subestimes comparándote con los demás. Todos somos diferentes y cada uno es especial.

No establezcas tus objetivos de acuerdo con lo que otros consideran importante. Sólo tú sabes qué es lo mejor para ti.

No des por sentado aquello más cercano a tu corazón. Aférrate a eso como a la vida, ya que sin eso la vida carece de sentido.

No dejes que esa vida se te escape de las manos por vivir en el pasado o por pensar en el futuro. Si vives tu vida de a un día por vez, vivirás todos y cada uno de los días de tu vida.

No te des por vencido cuando todavía tienes algo para dar. Nada está realmente terminado sino hasta el momento en que dejas de intentarlo.

No temas reconocer que no eres perfecto. Ese es el frágil lazo que nos une a los demás.

No temas enfrentar riesgos. Es precisamente asumiendo riesgos que aprendemos a ser valientes.

No dejes el amor fuera de tu vida y no digas que es imposible de encontrar. La forma más eficaz de recibir amor es dar amor; la forma más rápida de perder el amor es sofocarlo y aferrarse a él; la mejor manera de conservar el amor es darle alas.

No pierdas tus sueños. Quedarse sin sueños es quedarse sin esperanzas; vivir sin esperanzas es vivir sin un propósito en la vida.

No corras por la vida hasta terminar olvidando no sólo dónde has estado sino también adónde vas. La vida no es una carrera sino un viaje que debe ser disfrutado a cada paso.

Extraído del libro "Tesoros de la Vida" 
de Susan Polis Schutz

Ciao.

jueves, 16 de abril de 2015

¿De qué va la ética?



En su famoso libro "Ética para Amador", el filósofo Fernando Savater nos enseña lo siguiente:

-Que se puede vivir de muchos modos, pero que hay modos que no dejan vivir.

-Que entre todos los saberes posibles aspiramos a alcanzar uno imprescindible: Saber qué cosas nos convienen y qué cosas no.

-Esto que nos conviene es lo que solemos llamar “bueno”.

-Saber lo que nos conviene es saber distinguir entre lo bueno y lo malo, y este un conocimiento que todos intentamos adquirir.

-Porque hay cosas buenas y malas. Y, además, hay cosas que pueden ser buenas y malas a la vez.

-Por eso saber vivir no es fácil.

-Y hay diversidad de criterios respecto a qué debemos hacer.

En cualquier caso, hemos de tener en cuenta que:

-Lo que vaya a ser nuestra vida es, al menos en parte, resultado de lo que quiera cada cual.

-No podemos hacer cualquier cosa que queramos. Pero no estamos obligados a hacer una sola cosa.

-No somos libres para elegir lo que nos pasa, pero sí para responder a lo que nos pasa (de tal o cual modo).

-No todo depende de mi voluntad pero nadie cree de veras que no es libre. Nadie acepta que funciona como un mecanismo de relojería o como una termita. Podemos optar.

-Los hombres podemos inventar y elegir en parte nuestra forma de vida. Podemos optar por lo que nos parece bueno, es decir, conveniente para nosotros.

-Pero podemos equivocarnos.

-Y hay otras voluntades que no son la nuestra. Hemos de tenerlas en cuenta.

-De ahí que sea prudente fijarnos bien en lo que hacemos y procurar adquirir un cierto saber vivir.

Este saber vivir o arte de vivir es la ética.

Reflexiona:

¿Qué cosas son buenas y malas al mismo tiempo?

Razona tus preferencias:

-¿Vida emocionante? ¿Segura y tranquila? ¿Vivir para los demás? ¿Para ganar dinero? ¿Para la salud? ¿Para el tiempo libre? ¿Para encontrar el afecto sincero? ¿Alargar la vida o hacer la vida larga?

-¿Te consideras determinista o fatalista? ¿Qué piensas de la libertad humana? ¿Existe?

-Hablando de libertad: ¿Crees que nos comen el coco desde la tv? ¿Que los gobernantes nos engañan y manipulan? ¿Que las drogas nos esclavizan? ¿Que nos falta dinero para poder ser libres? ¿Que como no somos libres no tenemos culpa de nada?

Muchas preguntas, que cada un@ responderá según vea la vida.

Ciao.

miércoles, 15 de abril de 2015

¿Dónde está el valor de la vida humana?



¡QUÉ MARAVILLOSO ES EL DON DE LA VIDA!

¿Dónde está el valor de la vida humana?

En que eres imagen y semejanza de Dios. Al ser creado, recibiste una chispa divina, que nadie puede darnos sino Dios. Y por tanto, nadie puede quitarnos la vida, sino sólo Dios, que es el Dueño de nuestra vida.
Por eso, el que levanta la mano contra la vida humana ataca la propiedad de Dios.
Además nuestra vida humana y terrena es grande en vistas a nuestra vida eterna en el cielo.
La vida humana es condición de la vida eterna, a donde estás llamado por Dios para gozar de Él eternamente. Por eso es tan valiosa a los ojos de Dios tu vida terrena, y por esto es también de un precio inestimable para ti que eres cristiano, porque es el tiempo de atesorar méritos para la vida eterna, que te ganó Cristo con su sangre, muerte y resurrección.
San Jerónimo dijo en cierta ocasión que esta vida es un estadio para los mortales: "Aquí competimos para ser coronados en otro lugar".
Si has entendido esto que te he dicho, entonces comprenderás que la vida humana es una chispa que salta de Dios. Nadie tiene derecho a extinguirla.
La vida humana aquí en la tierra es la posibilidad que Dios nos concede de alcanzar la vida eterna en el cielo. Nadie tiene derecho de despojarnos de ella.
Es Dios quien da la vida. Sólo Él puede quitarla .

Silvia Besozzi de Belvedere

Ciao.

martes, 14 de abril de 2015

«Muchos jóvenes que están tirados en un sofá tienen depresión»


«Muchos jóvenes que están tirados en un sofá tienen depresión»

La Fundación de Ayuda contra la Depresión alerta de que se extiende esta enfermedad entre los chicos de 14 a 29 años.

No hay datos ni cifras oficiales, no obstante los psicólogos y psiquiatras han dado la voz de alarma porque a sus consultas llegan cada año más casos de jóvenes con depresión.
La crisis les ha dado también de lleno. Sus escasas, o nulas, posibilidades de emanciparse de la familia les origina tal frustración que caen en esa enfermedad.
Y supone sólo la punta del iceberg, como advierte José Ramón Pagés, coordinador nacional de la Fundación de Ayuda contra la Depresión (Anaed).

Se conoce el «peligrosísimo» aumento de casos de jóvenes que piden ayuda a los especialistas, pero hay otras muchas situaciones que no ven la luz debido a que hay hogares que no tienen los suficientes recursos económicos para acudir a un psicólogo y otros que todavía muestran reparos para solicitar estos tratamientos. «Muchos jóvenes de 14 a 29 años que están tirados en un sofá tienen depresión. Si acuden a un psicólogo a tiempo pueden salir de ella», asegura Pagés.

Frustración por el futuro

Las causas son muy diversas. «Llegar a la edad adulta con una carrera y dos máster, teniendo que haber dejado el piso compartido para regresar con los padres, sin trabajo, sin poder formar una familia... Y con la única posibilidad de marcharse a otro país como inmigrante... les genera una frustración terrible y constante», explica Pagés.
Además, los jóvenes no están libres de sufrir también los efectos de los recortes o la falta de trabajo en una familia: discusiones, tristeza, lloros, enfados...

Si bien la crisis puede haber destapado este problema, hay más causas que explican por qué la juventud española sufre ahora más depresiones. Las nuevas tecnologías son también responsables. El bullying se extiende de «forma abrumante», dice Pagés, por institutos y redes sociales. Sus secuelas es uno de los principales motivos de que aparezca una depresión. Y también el uso de las redes está causando un gran aislamiento entre los chicos. «Los jóvenes piensan que son celebrities en las redes, con 5.000 amigos, que todo es felicidad y sus fotos son fantásticas. Internet es la mejor forma de estar solo mientras uno se siente acompañado. Cuando el joven se da cuenta de que no tiene a nadie, o a muy pocos amigos, le provoca una gran frustración», afirma Pagés.

Sin embargo, que los jóvenes se emancipen más tarde ha tenido beneficios en las personas mayores. Ahora, este colectivo se sienten más útil al cuidar y ayudar a esos hijos que no se van de casa. «Los mayores se han dado cuenta que empiezan a ser necesarios y a tener un valor. Por eso, sufren ahora menos depresiones», asegura Pagés.

Síntomas

No dormir bien.
Perder el apetito o la apetencia sexual.
El comportamiento se vuelve más agresivo sobre todo con los que más quiere.
Están muy irritables.
Trastornos de carácter. Tristeza.
No tiene ganas de hacer nada.
Pérdida de interés por cualquier cosa.

M. J. Pérez-Barco 

Ciao.

lunes, 13 de abril de 2015

Hacer familia



PADRES VEHEMENTES, AMBIGUOS, IMPLACABLES O SENSATOS SEGÚN COMO SEAS SERA TU HIJO ADOLESCENTE DESPUÉS

En una gran mayoría de los casos los padres de hijos adolescentes navegan aparentando actuar con pies de plomo pero realmente se sienten muy inseguros porque no son capaces de saber no solo como son sus hijos sino como deben ser ellos como padres a la hora de comunicarse con ellos.
Cuando se suman dos inseguridades a la hora de actuar, probablemente ganara la madre ignorancia, multiplicándose el riesgo de equivocarnos no solo los adolescentes sino también los padres.
Para los padres esta etapa educativa es transitoria pero muy decisiva. (Bien llevada no es para toda la vida).
Para los hijos adolescentes también es una etapa transitoria pero muy trascendente. (Mal llevada si que puede ser para toda su vida).
Por eso padres e hijos adolescentes deben reconocer sus carencias y habilidades durante esta etapa de transito, para que juntos puedan asumir responsablemente sus tan importantes y trascendentes decisiones.
¿Has pensado alguna vez, que igual que no se nace adolescente sino que se hace, tampoco se nace sabiendo ser padre de un hijo adolescente?
¿Sabes que en esta etapa la improvisación no funciona?Aunque el si va a intentar improvisar contigo…
¿Sabes que ser el colega de tu hijo adolescente tampoco funciona? Aunque el va a utilizar el buen rollito para sus intereses…
¿Sabes diferenciar en la comunicación con tu hijo adolescente cuando algo es urgente, accesorio o importante? 
Porque lo que es importante para ti para el puede ser accesorio, o lo que es urgente para el para ti es accesorio…
Si tu como padre no te conoces, no te comprendes o no te quieres lo suficiente, tu hijo lo notara y no esperara de ti todo lo que en realidad necesita porque no le das la seguridad que el necesita porque el no tiene. Quizás por falta de referente de seguridad en sus padres puede en algunos casos estar como desmotivado o asustado aunque aparente prepotencia.
Después de muchos años de escuchar a hijos adolescentes con problemas familiares he hecho una pequeña clasificación de algunos tipos de padres con hijos adolescentes que con sus conductas y decisiones terminan siendo parte del problema de maduración de sus hijos:

Padres vehementes:
Son los padres que primero hablan y hablan a sus hijos y la mayoría de las veces después se retractan de todo o casi todo lo que les han dicho. Como padres debes hablar menos escuchar mas y ademas sin tener prisa.Tu hijo tiene que saber que para ti lo importante es mas importante que lo urgente.
Consejo: No tengas prisas ni para hablar ni para escuchar a tu hijo.

Padres ambiguos:
Son los padres que por miedo a las discusiones y posibles conflictos retrasan o ralentizan la comunicación con tal de no enfrentarse a una posible futura decisión. Tomate un tiempo concreto para tomar las riendas de tu toma de decisiones para no decidir con prisas por falta de tiempo.
Consejo: Debes ser señor de los tiempos dedicados a tus hijos, y sobre todo saber que no hacer o decir nada es hacer mucho con un hijo adolescente.

Padres implacables:
Son los padres que su propio desconocimiento e inseguridad ante la nueva relación que ahora debes mantener con tus hijo. La rigidez es tu herramienta para no demostrar a tu hijo que le tienes un poco de miedo porque no sabe como tratarle y tampoco sabes cuales van a ser las consecuencias de sus decisiones.
Es muy importante que demuestres a tu hijo que quieres y debes fiarte de el y que de quien no no os fiáis es de su entorno. Si consigues que el sienta que confías mas en el que en el entorno se sentirá protagonista de las decisiones que podáis tomar juntos, y asumirá limites y responsabilidades de forma mas comprometida que si piensa que la calle y el es una misma cosa.
Consejo: Debes como padre buscar alternativas que te den seguridad pero también flexibilidad en el trato para que se favorezca el dialogo de padres e hijos lo mas fluido y flexible posible.

Padres sensatos:
Son los padres que lo que mas les importa es mantener una actitud positiva conjunta con sus hijos ante cualquier tipo de decisiones. Este tipo de actitudes positivas no se improvisan normalmente son siempre fruto de la reflexión y el apoyo en los verdaderos valores que quieres proporcionar a tu hijo sin dejar de tener en cuenta la forma de ser de cada hijo.
Consejo: La sensatez como padre te hace ver a cada hijo en esta etapa como un hijo único y la etapa de tu hijo adolescente como una etapa a superar juntos y que aunque parezca que se pierden batallas lo importante es ganar la guerra de la madurez personal, como única meta importante y trascendente en la vida de cualquier adolescente y sus padres.
Mi salida de la adolescencia debe coincidir con el encuentro con un adulto maduro y responsable ya para siempre.
La salida del hijo adolescente debe coincidir con el encuentro de un adulto que ha hecho suyas las normas que sus padres le han estado enseñando desde la infancia hasta el final de su adolescencia.
¿Sabes que tipo de padres queréis o podéis ser con vuestro hijo adolescente?

José Castillo Pastor

Ciao.