jueves, 9 de julio de 2020

La tentación del exceso


Quizás, entre las tentaciones contemporáneas, la del exceso es una de las más omnipresentes. Y de las que más nos entrampa.

«Caer en la tentación es como entrar en la jaula, quedar atrapado, enganchado (a la droga, por ejemplo).
Luchas contra el deseo de poder y de riqueza, luchar contra el deseo de honores y de prestigio, abstenerse de comer y de beber con desmesura, abstenerse de opinar sobre todas las cosas y, principalmente, de juzgar a todo el mundo (éste es otro sabio consejo de uno de los padres del desierto: "Permanece en tu celda, come cuando tengas hambre, bebe cuando tengas sed, pero no hables despectivamente de nadie. Hazlo así y obtendrás la salvación").
En teneral, no caer en la desmesura, puesto que, para vivir, e incluso para vivir bien, no es mucho lo que hace falta.
La situación humana es más de escasez que de abundancia (pese a la apariencia creada por la sociedad consumista). De ahí -de la penuria, junto con el hecho de que todos queremos las mismas cosas-, Hobbes deriva el conflicto.
Pero ¿Y si con poco pasásemos? La civilización contemporánea se ha comprometido en vías diametralmente opuesta a ésta: Se trata de consumir mucho, de abarcar cada vez más y de no parar sino ir cada vez más deprisa. Sin embargo, con poco basta. La ambición tiene muchas formas y es fuente de conflictos y de malestar.
Poco es suficiente. Pero también necesario (absolutamente necesario).

Josep Maria Esquirol (La resistencia íntima)

Ciao.

miércoles, 8 de julio de 2020

Renovados


Estamos renovados, cuando sentimos a Dios en el interior.
Conviene tener claro, Dios está dentro del hombre y no hay nada que buscar a lo externo.
Lo externo solo ofrecerá, la oportunidad a disfrutar del gozo interior en participación comunitaria.
La búsqueda resulta individual, aunque podemos congregarnos para transmitir a otros, testimonios que aún esperan, descubrir en igual experiencia.
La inspiración a manifestar, a través, de vida renovada, transformará conforme al entendimiento alcanzado sobre Dios.
Dicho entendimiento, marcará verdadero crecimiento espiritual, el tanto deseado y necesitado para conseguir avanzar durante la vida terrenal.
Señalará la fuerza que servirá de motor a lograr que las cosas marchen bien.
Poderosa posición a asumir en perfecta coordinación con la intención divina.
Experimentar la renovación, es, empezar a vivir en completo entendimiento consigo mismo.
Veremos proyectarnos desde la esencia sin dar posibilidades a confundirnos.
El hombre renovado, conseguirá estar apto a recibir la buena voluntad de Dios.
Lo espiritual tomará dominio y aportará sin esfuerzos desgastantes y confusos.
Gran satisfacción es sentirnos renovados y pudiendo decir que "estamos reconciliados al saber sanar y perdonar”.
Haber renunciado a todos los pecados y decididos a encontrar el deseado tesoro escondido, permitirá creer, crecer y confiar.
Hoy es magnífica oportunidad a cambiar y conocer del éxito comprobado que recuerde siempre, cual es la fuente de vida.
Pongamos interés a lo habitado en el interior y abriremos el sentir que arreglará, lo descompuesto en la vida.
¿Sientes renovación interior?

Leonardo Andujar Zaiter 

Ciao.





martes, 7 de julio de 2020

La epidemia narcisista


Vivimos una epidemia narcisista que parece extenderse como una plaga en nuestras sociedades líquidas y opulentas.
Este desorden social y personal no es un patrimonio de los jóvenes, está profundamente arraigado en todos los estratos sociales, basta con observar los niveles de consumo o los exhibicionismos en las redes sociales o en las calles de nuestras ciudades.
Una realidad que provoca en el individuo la imposibilidad de salir de sí mismo, de refugiarse en lo privado y que le lleva a la apoliticidad y el desinterés por las instituciones sociales.
La ausencia de solidaridad, la indiferencia y la evasión ante las injusticias sociales es la cara más amarga de nuestras sociedades narcisistas. 
¿Sería posible hoy una “insurrección de la bondad”?

Juan Antonio Mateos Pérez (El ángel de los pobres)

Ciao.





lunes, 6 de julio de 2020

Consolidar nuestra confianza en los demás



Este es un ejercicio constante en la práctica cotidiana: En casa, en el trabajo, en la calle.
La violencia y la falta de seguridad nos llevan a tener una actitud contraria de extrema desconfianza en todos. Vivimos aislados y con miedo.
Examino mi conciencia y me pregunto: ¿Yo inspiro confianza en los demás?, ¿Yo me considero una persona buena y bien intencionada?
Si la respuesta es sí, es un primer paso para confiar en los demás. No soy la excepción a la regla, hay muchas otras personas buenas.
Trato de confiar en quien está cerca de mí, aprendí a confiar y vi que vale la pena.
Confío en la presencia de Jesús en cada prójimo, que se manifiesta cuando es estimulada por el bien, por el amor.

 Apolonio Carvalho Nascimento

Ciao.

domingo, 5 de julio de 2020

Crisis de fe


Creer puramente por fe, sin ninguna prueba tangible, no es la solución más natural para todo el mundo en todos los casos.
Así como el Señor hizo a la gente muy distinta en cuanto a personalidad y aspecto físico, también existen diferentes tipos de fe. Puede que seas el tipo de persona que necesita tiempo y estudio para llegar a un convencimiento, o que por el contrario seas de los que abrazan diversos conceptos sin mayores cuestionamientos.
En cualquier caso, lo que importa es el objetivo final: Que tengas una fe viva.
No es extraño que todos pasemos por crisis de fe y que abriguemos dudas o pongamos en tela de juicio ciertos aspectos doctrinales y hasta principios cardinales del cristianismo. El Señor a menudo se sirve de tales batallas mentales y espirituales para fortalecernos.
Se puede valer de esos procesos para ayudarnos a redescubrir los cimientos de nuestra fe, reafirmar nuestras creencias y adquirir mayor clarividencia. Todo eso nos puede llevar a entender por qué atribuimos veracidad a ciertos principios y a repasar el fundamento bíblico de nuestra fe.
Muchos cristianos han tenido crisis de fe o han batallado contra andanadas de dudas.
Me vienen al pensamiento casos notables como el de la Madre Teresa, Martín Lutero, Adoniram Judson y otros grandes misioneros.
Las crisis de fe que tuvieron y las batallas que libraron para llegar a un punto de comprensión y de fe están bien documentadas. No obstante, esas experiencias derivaron en una fe más fuerte, en un conocimiento más profundo de Dios y de la relación íntima que Él quiere entablar con cada uno de nosotros. Sus batallas y victorias han inspirado a muchos.
Me atrevería a decir que sus debates internos también les infundieron una comprensión más profunda de las batallas que tienen las personas para definir su fe, y que en última instancia sirven para fortalecerla. Es posible que tú mismo hayas tenido experiencias similares.
En vez de ver las dudas y las crisis de fe como amenazas para nuestra fe que deben resistirse y eliminarse de la mente y del corazón, conviene tener en cuenta que los cuestionamientos, las dudas y el escepticismo también pueden ser peldaños que nos conduzcan a una fe cristiana fuerte y madura.
Pueden llevarnos a reflexionar para entender nuestra fe, a investigar para determinar la veracidad de nuestras creencias (Hechos 17:11) y llegar a tener una fe razonada y de carácter personal. Una fe edificada sobre esas bases no se tambalea con facilidad cuando es cuestionada por posturas o creencias contrarias o por los argumentos intelectuales de los no creyentes. En última instancia, todo ello puede derivar en una fe más fuerte y curtida.

María Fontaine

Ciao.


sábado, 4 de julio de 2020

Jesús, el Amigo que nunca te abandona


 Él nunca te abandona, porque te ama...

Dios ha contado tus lágrimas.
Cuando has llorado en angustia y dolor. Cuando crees que tu vida se ha detenido y el tiempo solo pasa...

Dios espera contigo. 
Cuando estás solo y tus amigos están muy ocupados, aún para una llamada telefónica. Dios está a tu lado. Cuando has tratado todo y no sabes hacia donde ir...

Dios te mostrará el camino.
Cuando nada tiene sentido y estás frustrado sin saber hacia dónde ir. Dios tiene la respuesta, Si de repente tu mirada al mundo exterior se hace más brillante y encuentras senderos de luz...

Dios te ha susurrado en el oído. 
Cuando las cosas van bien, y tienes mucho que agradecer. Dios te ha bendecido...

No importa si te sientes bien o mal.  Dios siempre está contigo y te acompaña en las buenas y en las malas.
Nunca dejes de hablar con Dios y contarle tus problemas, pues muchas personas buscan a alguien con quien hablar y desahogarse, sin embargo no hablan con el único que siempre va a escuchar con misericordia y paciencia, sin sacar a relucir tus errores.

Busca a Dios de corazón y cuéntale tus problemas, pues Él siempre te acompaña y te cuida lo creas o no te guste Él nunca te abandona porque te ama.

Ciao.

viernes, 3 de julio de 2020

Personas que debes evitar en tu vida


Personas que debes evitar en tu vida: Negativas, mentirosas, chismosas, envidiosas, victimas, criticonas.
Hay personas en tu vida que en tu día a día te provocan un crecimiento personal, que te ayudan a seguir hacia adelante, su relación es muy buena. Pero hay otros tipos de relaciones que tienen un efecto negativo hacia tu persona, te hacen sentir mal, incompetente, te hacen permanecer inmóviles y con miedo. Esas relaciones así, debemos de evitarla.
Por eso debemos de contar con una buena sabiduría y tener un buen instinto para crear o elegir un entorno sano y seguro para nuestro diario vivir.

Aquí te compartiré 5 tipos de personas que debemos evitar para disfrutar y tener una vida feliz y sin negatividad y saber elegir personas que si nos suman.

Aquella persona que es negativa y quiere que tú también lo seas.
En el camino encontraremos personas que no van a querer nuestro bien, quien siempre estará en desacuerdo con nuestras opiniones. Es aquella que siempre pondrá un pero para hacer las cosas porque es pesimista, su negatividad no hace que uno pueda prosperar y seguir hacia adelante.
Evita rodearte de personas negativas, busca personas que siempre digan “Si” y sean ganadores como lo eres tú.

Aquellas que envidian lo que tienes y como eres.
Hay personas que serán todo un amor en frente de ti, serán tus “amigas” cuando estes triste, pero en realidad solo se sienten bien al saber que una vez caíste y que estas mal. Esas personas que te envidian, al final terminaran viendo cuanto vas a seguir progresando y siendo mejor que antes.
Esas personas que hablan a tus espaldas y te envidian, aléjala de tu vida. Debemos tener en cuenta que no a todos se les dice AMIGOS. Elige bien a quien quieres tener a tu lado porque quien menos creas es quien te dará el mayor golpe.

Aquellas personas que son criticonas.
Siempre habrá alguien que te criticara a tus espaldas sin darte cuenta. Si una persona critica a sus demás amigos o amigas, a tus espaldas hará lo mismo. No te dejes influenciar del mal vivir del otro, debemos de amarnos y respetar a los otros. No somos quienes para juzgar.

Persona que quiere manipular tu vida.
Hay personas manipuladores que quieren llevar tu vida y que las cosas se hagan a su manera. Esa persona tratara de controlar tus pensamientos y llevarte a ser negativo.

Una persona manipuladora siempre te dirá que no cuando más necesites su ayuda, pondrá mil excusas para no ayudarte. Así podrás reconocer a un manipulador.

REFLEXIÓN DEL DÍA

Ciao.