viernes, 17 de julio de 2009

Dios y el mendigo


La Hermana Glenda nos presenta una preciosa historia de la generosidad de Dios a la hora de pedirle las cosas que necesitamos. La generosidad de Dios es tan grande que siempre nos da muchos más de lo que necesitamos.
Él nos pide algunas veces, pequeños sacrificios, que aunque nos parezcan muchas veces imposibles de cumplir, Él que nos premiará con creces si los hacemos.



Ciao.

2 comentarios:

m3 dijo...

hola mil gracias por tu comentario , yo al igual que tu mi devocion es la morenita , vivo en madrid donde tengo mi hermandad y inicie este blog para informar a todos los romeros y devotos de la virgen de la cabeza y espero estar haciendo un buen trabajo , gracias por tu confianza.

SCJM dijo...

Hemos querido acoger el servicio de la consolación, como recuerda San Pablo a las primeras comunidades en sus viajes apostólicos. De hecho su misión se identifica con la consolación de Dios a su pueblo, sintiéndose portador de un consuelo profundo que él proyecta en su ministerio. A imitación de María cada uno de nosotros debe mostrarse como el lugar de la consolación de Dios.

Hazte Amigo se parte de nuestros seguidores en:

Sed Consolación Jóvenes Misioneros
http://sedconsolacion.blogspot.com

Verdad Católica
http://verdadcatolica.blogspot.com

Ntra Sra del buen consejo
http://ntrasradelbuenconsejo.blogspot.com

Viva Cristo Rey y Viva la Virgen de Guadalupe