domingo, 17 de octubre de 2010

Ser pan



Puede que sea bonito, pero desde luego no es nada fácil hacerse pan.

Significa que ya no puedes vivir para tí, sino para los demás.

Significa que ya no puedes poseer nada, ni cosas, ni tiempo, ni talentos, ni libertad, ni salud; todo lo tuyo ya no es tuyo, es de y para los demás.

Significa que tienes que estar enteramente disponible, a tiempo completo.

Ya no puedes protestar si te exigen mucho, si te molestan mucho, si te llaman a cualquier hora y para cualquier cosa.

Significa que debes tener paciencia y mansedumbre, como el pan, que se deja amasar, cocer y partir.

Significa que debes ser humilde, como el pan, que no figura en la lista de platos exquisitos; está ahí, siempre para acompañar.

Significa que debes cultivar la ternura y la bondad, porque así es el pan, tierno y bueno.

Significa que debes estar siempre dispuesto al sacrificio, como el pan que se deja triturar.

Significa que debes vivir siempre en el amor más grande, capaz de morir para dar vida, como el pan.

San Ignacio de Antioquía quería ser triturado por los dientes de las fieras para llegar a ser pan de Cristo.

Tú, no hace falta que busques a los leones para que te trituren.

Déjate triturar por esos cachorrillos que son los hermanos.

Déjate amasar por las contrariedades, los trabajos y los servicios a favor de los hermanos.

Déjate cocer por el fuego del amor y del espíritu.

Después ya podrás ofrecerte a todos los que tengan algún hambre.

Alfonso Prieto Ramiro

Ciao.

4 comentarios:

Miriam dijo...

Yo también quiero ser pan
(me da un poquitito de respeto, pero sí, quiero ser pan)

Ángel dijo...

No entiendo muy bien este articulo, pero al leerlo me siento pan, todo el mundo tiene derechos sobre mi.
No se si es a esto a lo que se refiere.
Un abrazo Lourdes

Angelo dijo...

Pues hoy celebramos a San Ignacio de Antioquia, así que has elegido un buen post. Un beso

lourdes dijo...

Ser pan es vivir verdaderamente guiados por el espíritu ser verdaderos hombres de Dios que saben descubrir a Dios en el rostro de cada persona así seremos realmente no solo pan sino pan vivo para nuestros hermanos, un saludo en Cristo Jesús