martes, 26 de octubre de 2010

SERÉ TU VOZ: Sevilla 23-O, suma y sigue...


Hola amigos, contar la experiencia vivida en Sevilla el pasado sábado 23 de octubre, ante las puertas del hotel donde se reunían, en un mal llamado "congreso científico", médicos y profesionales del aborto, bajo el lema "Aborto provocado: consolidar la calidad y el acompañamiento', durante tres dias, y declarado por la Junta de Andalucía de "interés médico científico", es difícil.

El sábado acudí a Sevilla, respondiendo a la llamada que las plataformas Hazte Oír y Derecho a Vivir, nos hicieron, y que fue secundada por más de cincuenta asociaciones de Andalucía, España y todo el mundo. De verdad, os repito, que no es fácil condensándolo en una cuantas líneas.

Cuando acudimos a un acto como éste, es para protestar o para manifestar nuestro descontento por algo.

Como es natural, yo participe de ese acto, como miembro activo de Derecho a Vivir en Jaén, y como persona convencida de la lucha en favor de la vida, en la más amplia extensión de la palabra: es decir, desde el primer momento de la fecundación, hasta el último suspìro.
Bien, os decía que contar lo vivido, en pocas líneas, es difícil, pero trataré de transmitiros los sentimientos, que al final es lo que cuenta.

Se han barajado varias cifras en la asistencia, y como siempre, y lo he dicho en muchas ocasiones, para mi, no es lo más importante.

Lo principal era, ver la gran fiesta a favor de la vida, que se organizó el pasado sábado en la Avenida de Portugal, frente al hotel que acogía el congreso, y viendo a familias enteras, personas de todas las edades y a diversos colectivos de toda España, y algunos del extranjero, celebrar y gritar, en favor de la vida.

Una alegría colectiva, frente al dolor del que estaban tratando en el interior del hotel, esos profesionales del aborto, para lucrarse con el dolor de las mujeres, era el gran contraste: por un lado dolor y muerte, y por otro alegría y lucha incansable por defenderla a toda costa.

¿Qué pesó más? Para mi, ver los miles de personas, que desde toda España, habíamos acudido porque estamos convencidos de que debíamos luchar y defender con todas nuestras fuerzas, la vida de los inocentes, y a los centenares de miles de mujeres, que son engañadas, por estos negociantes matarifes, merece la pena.
Que desenmascarar a estos mal llamados profesionales, es nuestra única misión, y que no pararemos, hasta que la mal vendida "liberación de la mujer" y de que el aborto es la solución para esa liberación, sean eliminadas de nuestra sociedad.

Sabemos que nos queda mucho trecho por recorrer, pero no estamos cansados.
Actos como el vivido el pasado sábado en Sevilla, nos fortalecen mucho más, y nos sigue dando fuerzas, para seguir en la lucha, porque nosotros, los integrantes de Derecho a Vivir, y todos los movimientos y asociaciones pro vida, estamos convencidos de lo que hacemos, y por lo que trabajamos.
Os os invito a uniros a nosotros. Merece la pena.

Ciao.

4 comentarios:

FOTELIAS dijo...

¡Bravo!, yo mientras tanto me tengo que ir a la cama que mañana madrugo, últimamente no tengo tiempo para nada, haber si mañana subo algo, porque sino no se que va a pasar.
Que sea lo que Dios quiera; me han gustado mucho tus palabras en esta entrada.
BESIÑOS.

lojeda dijo...

Gracias por tu comentario. Me alegro que te haya gustado.
Seguro que cuando tengas tiempo y te pongas a escribir, como nos dejas a todos con la boca abierta. Mándame las fotos, porfa, cuando tengas un ratillo.
Besiños

Alfonso dijo...

¡¡Y tanto que merece la pena!! ¡Aquello fue un canto a la Vida! Un día festivo para reivindicar el DERECHO, que por ser inherente a la persona, nunca debería de tener que reclamarse, el Dereho a Vivir. Enhorabuena y un abrazo.

Alfonso

lojeda dijo...

Alfonso, gracias a ti pos tus comentarios a estos post.
Verdaderamente mereció la pena y merecerá, cada vez que gritemos para salvar vidas.
Ojala que llegue el día que nos quedemos callados, porque estas atrocidades hayan acabado.
Un abrazo