lunes, 26 de septiembre de 2011

Tus hijos son tu herencia, ¡Disfrútalos!


Si tus hijos son un regalo de Dios , ¿Porque no los disfrutas?
Hay muchos padres de familia que maltratan a sus hijos y con sus palabras dicen una cosa pero con sus hechos niegan aquello que dicen.
¿Cuando vas a empezar a tratar a tus hijos como lo que realmente son, la herencia que Dios te ha dado?

Cuando una persona recibe una herencia tiene dos opciónes: O proyectarse a hacer cosas que le aprovechen a él, su familia y a la sociedad, o simplemente maltratarla.
Esto es lo que muchos padres han hecho. No le han prestado atención a la herencia tan grande que Dios les ha dado como lo son los hijos, y quizas como padre o madre de familia no han aprovechado bien el tiempo para con ellos, ya que no les han dedicado la atención que se merecen, la comprensión que necesitan y el amor que tanto anhelan.

Es difícil ver (aunque por desgracia si ocurre en algunos casos) muchas escenas en donde los padres insultan a sus hijos, les dicen malas palabras, les comparan con animales o con otras personas y en vez de disfrutar de esos hijos que hoy estan con ellos pero que un dia han de irse de casa y desprecian y maltratan la herencia que Dios les dio.

Si eres padre de familia o si no lo eres, este mensaje es para que lo tengas presente en tu desenvolvimiento como tal.
Los hijos salen de ti mismo y nunca nadie se odió, maltrató, se despreció, se insultó a si mismo, y si no lo haces contigo ¿Porque lo haces con tus hijos? ¿Y si te gusta que te traten bien porque tratas mal a tus hijos? ¿Y si realmente los amas porque vives insultándolos y hablándoles de forma altanera y grosera?

Este es el dia y esta es la hora de empezar de nuevo. Si Dios ha permitido que leas este mensaje es porque anhela que la relación con tus hijos mejore de modo que ya no desprestigies la herencia que Dios te ha dado como lo son tus hijos, sino que de aqui en adelante aprendas a disfrutarlos, a amarlos, a valorarlos, a darles comprension, afecto, ternura, aceptación, entendiendo que un dia fuiste hijo y necesitaste de lo que ellos hoy necesitan y quizas a ti te trataron de la misma manera que los estás tratando a ellos pero, déjame decirte que esa maldición de hacer lo mismo que te hicieron a ti se corta cuando le das lugar a la palabra de Dios la cual hace verdaderamente libre al que la recibe.

Por ello padre o madre de familia es tiempo de que hagas un alto y no esperes a que sea demasiado tarde, para entonces querer darle cariño y comprensión a tus hijos.

Quizas no habías estado desempeñando tu papel como padre en su plenitud y habías tenido poco en cuenta la herencia que Dios te ha dado como lo son tus hijos pero, si en este momento anhelas poder recibir la guia y fuerza para ser un mejor padre que tal si oras conmigo:

Padre nuestro que estas en los cielos en este momento vengo a ti y me arrepiento de mi mala forma de tratar a mis hijos, peróname por cada insulto, palabra ofensiva, heridas y golpes que les he causado. Me rindo a Ti y Te pido que tomes el control de mi carácter y personalidad y me ayudes a entender que mis hijos son la herencia que Tu me has dado, en el Nombre Poderoso de Jesús… Amén.

Ciao.

2 comentarios:

ANAROSKI dijo...

Creo que hoy coincidimos en bastantes cosas en el tema a tratar. ¡¡Buenas noches amiga!!

Angelo dijo...

Dichosos los que saben verlo. Los que saben colocar cada valor en su sitio.
Gracias querida amiga por tus post tan humanos y llenos de verdad.
Besos