viernes, 21 de diciembre de 2012

Reflexión de un amigo



Hace unos días, me llegaba este mensaje-reflexión-felicitación navideña que un gran amigo al que sin conocernos personalmente, quiero muchísimo, tanto a él como a su familia, porque en cada cosa que hace, veo el reflejo del auténtico cristiano.
Sus pensamientos son de tal profundidad, que siempre que leo algo de él, me invita a reflexionar y a meditar sus palabras.
Me tomo la libertad de poneros su mensaje, porque sé que él no se molestará. No daré nombres, pero seguro que cuando lo lea, la persona se dará por aludida. 
Perdón amigo, si me he permitido la licencia de publicar tu correo, pero pienso que esta inquietud que tu tienes, la debo transmitir a todos, para que reflexionemos con profundidad y tomemos conciencia de la gran crisis en la que estamos inmersos.
Gracias amigo por estas letras.

Querida Lourdes:

Cada día he buscado en la prensa, noticias que alimentaran mi fe y confianza en la bondad del corazón humano.
Día tras día, ese anhelo quedaba decepcionado ante la oscuridad,
que invadía, las pocas luces encendidas que a veces encontraba.

Sobornos, guerras, disputas, corrupción, abusos, racismo,
discriminación, intolerancia, terrorismo ,injustica, adicción,
mentira, hambre, pobreza, insolidaridad..., lamentablemente la lista es mucho más larga. ¿Hasta cuándo?...

Me inquieta comprobar en mi entorno, el aumento de personas que se entristecen e incluso se enfadan,
ante la llegada de las fiestas navideñas.
¿Cómo es posible que el nacimiento de un niño, ya no traiga alegría?... ¡La esperanza se ha perdido!

Mi deseo y el de toda mi familia:
Que sepamos descubrir en esta navidad, no la simple celebración de unos días de fiesta, sino la de una gran experiencia.
Jesús no vino a iluminar nuestros diciembres, sino a transformar nuestras vidas.

El amor, no se vende en las grandes superficies.
¿Por qué no probamos este año, a buscarlo a los pies de un niño puesto en un pesebre?...

Un abrazo

Ciao.


3 comentarios:

Angelo dijo...

Encantado de que te haya ayudado. Un abrazo

ARCENDO dijo...

Este hombre siempre tiene la pluma afilada, la palabra justa, el susurro necesario. Gracias por traer aquí, estos buenos deseos, estos trozos de esa sabiduria celeste, de nuestro común hermano.
ABRAZOS.

Lourdes Garcia Ruiz de Ojeda dijo...

Queridos amigos, muchas gracias por vuestras palabras. Verdaderamente confirmo y ratifico las palabras de Arcendo. Tenemos la suerte de tener a un sabio como amigo.
feliz Navidad a vosotros, con mis mejores deseos de que reinen la paz y el amor que nos trae el nacimiento de Jesús.
Un abrazo grande para vosotros.