lunes, 14 de julio de 2014

Algunas amistades son eternas



He encontrado esta reflexión sobre la amistad en Internet, y me ha recordado a una amistad que tengo con unas personas  que dura ya 34 años. Son mis amigos Jóse y Juana. No sé porqué hoy me he acordado de ellos porque somos lo que refleja el post. No nos vemos mucho, no hablamos todos los días aunque los dos vivimos en la misma ciudad, pero tanto ellos como nosotros, sabemos que estamos ahí en cada momento. En los buenos y en los malos momentos. En las celebraciones y en las tristezas, pero siempre unidos por esa amistad mágica que como os digo, hace 34 años de un día de febrero, nos conocimos, y desde entonces hemos sido eso hermanos-amigos, que siempre, siempre estarán juntos.
Va por vosotros y gracias por haber entrado en mi vida y quereros tanto.

Algunas veces encuentras en la vida una amistad especial: Ese alguien que al entrar en tu vida la cambia por completo.
Ese alguien que te hace reír sin cesar; ese alguien que te hace creer que en el mundo existen realmente cosas buenas.
Ese alguien que te convence de que hay una puerta lista para que tú la abras.
Esa es una amistad eterna…
Cuando estás triste y el mundo parece oscuro y vacío, esa amistad eterna levanta tu ánimo y hace que ese mundo oscuro y vacío de repente parezca brillante y pleno.
Tu amistad eterna te ayuda en los momentos difíciles, tristes, y de gran confusión.
Si te alejas, tu amistad eterna te sigue.
Si pierdes el camino, tu amistad eterna te guía y te alegra.
Tu amistad eterna te lleva de la mano y te dice que todo va a salir bien.
Si tú encuentras tal amistad te sientes feliz y lleno de gozo porque no tienes nada de qué preocuparte.
Tienes una amistad para toda la vida, ya que una amistad eterna no tiene fin.

Ciao.

4 comentarios:

Ángel dijo...

Lourdes, estoy leyendo este articulo tuyo, y me ha recordado los beneficios de una buena amistad. Y como se fraguo la nuestra junto con tus cuñados y que sin conocerte en persona, saque muchos beneficios de ti y no digamos nada de los que saque de tus cuñados solo con vernos una sola vez al año durante 12 días aunque telefónicamente no perdemos el contacto durante el resto del año, contigo es diferente, pues tenemos tu blog y el correo y alguna que otra vez el teléfono, y me pregunto cómo es posible que se fragüe una tan buena amistad con tampoco contacto.
Un abrazo

Lourdes Garcia Ruiz de Ojeda dijo...

Ángel, yo creo que estos milagros existen porque hay personas que están predestinadas unas para otras.
Yo tengo la certeza de que la amistad que surgió con estos amigos, como cuento hace 34 años, ya estaba prevista por Dios desde el principio para que nos enriqueciéramos mutuamente. Igual pasa con vosotros y mis cuñados o conmigo. Dios nos pone a las personas y nunca podremos explicarnos el porqué, pero Él tiene sus planes, y en este caso son los mejores.
Un abrazo para los dos.

Antonio Aparicio Covaleda dijo...

Aunque con tres días de retraso no quiero dejar de unirme a vosotros con un comentario para afirmar que todo lo que decís es cierto y que estoy de acuerdo. Sobre la teoría de la amistad y sobre la practica de las amistades particulares que mencionáis, sé de la amistad vuestra con los también queridos por mi, Jose y Juana a los que aprovecho para mandarles un abrazo y ratificar lo que dice Ángel sobre la amistad nuestra entre tu, ellos dos:Ángel y Pilar y nosotros.Es un misterio? Un milagro? No lo sé Pero si es una enorme suerte, para darle gracias a Dios, el habernos encontrado nosotros con ellos, hace 7 años ya, y vosotros con "los Blesa" todavía hace mas años.
Abrazos a ti Lourdes, a Jose y Juana, y a Pilar y Ángel de estos dos granainos
Rosa y Antonio

Lourdes Garcia Ruiz de Ojeda dijo...

Tienes mucha razón cuñado. Tenemos un tesoro y solo tenemos que hacer dos cosas: Darle gracias a Dios por el regalo que nos hizo en su tiempo y seguir manteniendo encendida la llama de ese gran regalo para que nunca se apague. Un besazo para Rosa y para ti.