viernes, 2 de octubre de 2015

El sueño de Dios para mi vida y autorrealización


Lo tengo todo pensado: Mis planes, mi futuro... Ya he conseguido un equilibrio, dedico tiempo a todos, incluso a Dios y los más necesitados.
Todo me va bien, ¿Acaso podría desear el Dios de la Vida algo diferente para mí?
Pero algo no cuadra. A veces me pregunto si no estaré confundiendo dos cosas muy diferentes: El sueño de Dios para mi vida y autorrealización. 
Me incomoda pensar que los planes de Dios son diferentes a los míos… ¿Qué necesidad hay de dejar paso a lo desconocido y que no he planificado yo?
Me es fácil falsificar la firma de Dios en lo que realmente son mis seguridades, me veo gritando mi voluntad a los cuatro vientos con tal de no escuchar lo que Dios susurra, porque no quiero desbaratar mis proyectos, porque no quiero bajar mis defensas.
Y me pregunto cómo es saltar la muralla de mi ego, hacia dónde me llevan esas inseguridades, cual sería ese horizonte sin barreras… ¿Podría amar más, servir más?

Espiritualidad Ignaciana

Ciao.

No hay comentarios: