viernes, 5 de febrero de 2016

"Soy feliz porque no espero nada de nadie"...



Ayer recibí por dos sitios distintos un pensamiento de Shakespeare, que decía:
“Siempre me siento feliz, ¿Sabes por qué? Porque no espero nada de nadie; esperar siempre duele. Los problemas no son eternos, siempre tienen solución, lo único que no se resuelve es la muerte". 
Este envío fue realizado por dos personas muy diferentes, tan diferentes como la noche y el día.
Por lo visto las dos se sienten identificadas con este pensamiento.
"Soy feliz porque no espero nada de nadie"... El escrito es más largo como ya habéis visto, pero esta frase me llamo la atención.
¿Sabéis lo que les dije a esas personas que me lo mandaron y os digo a todas las personas que estáis leyendo este post?
Que Yo sí espero mucho de la gente. No para ser feliz, pero si me ayuda o al menos me siento bien cuando veo a la gente que conozco realizar las expectativas que de ellos se esperan.
Os digo una cosa que viene bien para sentirse feliz. Ser nosotros mismos.

Ciao.



No hay comentarios: