domingo, 14 de noviembre de 2010

Un himno al Amor: Corintios 13


Si hay una lectura en la Biblia que mejor nos diga la inutilidad de nuestras obras y acciones sin el amor en que debemos de poner en ellas al hacerlas, es la carta de San Pablo a los Corintios, en su capítulo 13.
De nada nos vale la sabiduría, las buenas acciones, la riqueza... si no ponemos amor en cada acto que hagamos.
Un sencillo gesto de amor hacia los demás, puede abrirnos las puestas del cielo.

Si yo hablase lenguas humanas y angélicas
y no tengo amor, vengo a ser como metal
que resuena o címbalo que retiñe.

Y si tuviese profecía y entendiese todos los
misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la
fe de tal manera que trasladase los montes,
y no tengo amor, nada soy.

Y si repartiese todos mis bienes para dar a
comer a los pobres y si entregase mi cuerpo
para ser quemado y no tengo amor,
de nada me sirve.

El amor es sufrido, es benigno; el amor no
tiene envidia, el amor no es jactancioso,
no se envanece; no hace nada indebido,
no busca lo suyo, no se irrita, no guarda
rencor; no se goza de la injusticia,
mas se goza de la verdad.

Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera,
todo lo soporta.

Las profecías se acabarán, cesarán las
lenguas y la ciencia se acabará, pero el
amor nunca dejará de ser.

Porque en parte lo conocemos y en parte lo
profundizamos; mas cuando venga el Amor
perfecto, entonces lo que es en parte
se acabará.

Y de los tres que ahora permanecerán,
la fe, la esperanza y el amor, el mayor
de ellos es el amor.

(Corintios 13)

Ciao.

2 comentarios:

lourdes dijo...

Gracias es verdad lo importante es andar en el amor que es vivir en la presencia de Dios que es amor solo seremos examinados en el amor si cuanto hago o realizo lo hago por amor un saludo en Cristo Jesús

Miriam dijo...

Cuanto nos queda para aprender a amar de verdad¡