viernes, 7 de octubre de 2011

La CASA DE DIOS, en plena naturaleza













Acabo de llegar de Málaga donde he estado tres días. Ayer "me estrené" como "aficionada de conferenciante".
Un pequeño embolado, que un querido amigo sacerdote me ha metido, pero que ha resultado ser (a pesar los nervios que pasé incluidos), una experiencia maravillosa y muy enriquecedora.
El lugar del encuentro, el Seminario Diocesano de Málaga.
Un lugar precioso, en plena naturaleza, donde el encuentro con Dios y los hermanos, se hace tan cercano, que casi se toca el cielo.
Como podréis ver por las fotos que he puesto, no exagero con mis palabras. Si tenéis oportunidad de ir a verlo, os lo recomiendo.
En un próximo post, os contaré más cosas, y editaré la charle que di. Ella fue la causante de estos días de disfrute con unas personas estupendas y con mis hijos que viven allí.
Hoy solo quiero dejar de manifiesto lo maravilloso que es el lugar donde he pasado estos tres días.

Disfrutad con las fotos.

Continuará...

Ciao.










No hay comentarios: